Liposucción

liposuccion tenerifeLa liposucción es una técnica quirúrgica que se emplea para corregir aquellos “acúmulos grasos localizados” en determinadas regiones corporales: caderas, abdomen, muslos…, habitualmente rebeldes a los regímenes, y que deforman la silueta corporal. No es, por tanto, un tratamiento de la obesidad, ni un sustituto de la reducción de peso, sino un método para eliminar depósitos localizados de tejido graso que no responden a la dieta o al ejercicio.

Tal es así, que el candidato ideal para un liposucción es el individuo de peso relativamente normal, que posee exceso de grasa en áreas determinadas, y que tiene una piel firme y elástica, ya que la liposucción no mejora la conocida celulitis o “piel de naranja”.

Se puede utilizar la anestesia general, aunque generalmente se emplea la anestesia epidural y si la zona a tratar es reducida, la anestesia utilizada será local con sedación.

Esta intervención requiere habitualmente una estancia hospitalaria de un día. En aquellos casos en los que se usa anestesia local se realiza de forma ambulatoria.

Las incisiones que se realizan son muy pequeñas y, por consiguiente, las cicatrices son mínimas, pues sólo se requieren pequeños cortes (aproximadamente 0.5 cm) para introducir las cánulas por donde se aspira la grasa.

Pueden ocurrir cambios temporales en la sensibilidad cutánea, que generalmente remiten pasado un tiempo, así como irregularidades de la piel, sobre todo aquellos casos en que ésta sea poco elástica.

En el postoperatorio inmediato es importante el uso de una faja ortopédica, así como  los masajes de drenaje linfático y reafirmantes con el fin de ayudar a la piel a adaptarse a la nueva forma.