Cavitación

cavitacion tenerifeSe trata de una tecnología que utiliza ondas ultrasónicas de baja frecuencia para producir microscópicas burbujas que rompen las membranas de los adipositos, sin alterar las estructuras adyacentes, respetando la integridad del sistema sanguíneo y linfático.

La cavitación no utiliza cánulas aspirantes, anestesia, ni otros elementos quirúrgicos, porque a través de una máquina que simplemente toca la piel y emite ultrasonidos, se puede obtener la disolución y la eliminación de la grasa superflua contenida en las células adiposas, que se elimina a través del sistema linfático y la orina.

El fenómeno físico de la cavitación se basa en el efecto de los ultrasonidos en líquidos, que provocan la creación repetida de micro burbujas de vacío debido a la oscilación rápida de cambios de presión. Usando la creación e implosión de estas burbujas, generamos campos de presión y densidad suficiente para la ruptura de la membrana adipositaria, destruyendo las células grasas y haciendo reabsorber los triglicéridos por sangre y linfa

Se realiza una sesión de cavitación de unos 40 minutos en la zona a tratar (nalgas, piernas y abdomen, por ejemplo) y a continuación se aplican otras técnicas de drenaje, masaje o presoterapia para facilitar la eliminación de las células grasas. Así, se evitará que se reabsorba de nuevo.

Antes y después de cada sesión se recomienda beber abundante agua y realizar una dieta hipocalórica. Es muy recomendable realizar ejercicio suave entres sesión y sesión.

Este tratamiento mejora notablemente la circulación, elimina toxinas, aumenta el tono y la elasticidad de los tejidos y está comprobado que ayuda a regular el tránsito intestinal.